Mpolishuk's Blog

Negocios, Tecnología y Sentido Común

La falta de hambre

with 7 comments


Vengo de una generación de padres y abuelos que me enseñaron una sola cosa: el dinero se hace trabajando, y el equipaje más ligero y útil para lograrlo es la combinación de la experiencia con el conocimiento, oficio, estudio o interés.

Creo también que uno debe estudiar lo que le gusta, pero idealmente, dedicarse a lo que le apasiona.

En éste espacio al igual que en mi podcast, podrás observar decenas de entregas en las que te hablo lo que me ha servido, y lo que no también.

Pero, debo de reconocer, que los tiempos están cambiando, de nuevo. Y que todo lo que escribí en los párrafos anteriores puede que sea válido solo para los que ya estamos pasaditos por mucho o poco de los 35 años, pues debajo de esa edad, muy seguramente, todo esto solo “da flojera”.

Si me notas entre molesto y desganado, estás en lo cierto. He visto en los últimos 6 meses demostraciones variadas de las faltas de interés de las personas entre los 13 y 25 años que o no ven claro su futuro, o no les interesa, o lo que vale es solo el placer, la lujuria y las faltas de interés en ellos mismos. He asistido a dar conferencias a ferias de empleo, a ferias de reclutamiento universitario, en fin, a darme una “empapada” con la realidad.

Seguro en todo esto hay honrosas excepciones, pero veo, en especial en las clases media alta y alta de nuestra sociedad, a padres trabajadores, que buscan satisfacer hasta el último de los caprichos de sus críos, que solo los ven “cada $500 pesos” porque esa es “la cuota” (cuando no es que tienen ya una o varias tarjetas de crédito y/o débito, en cuyo caso ya ni los ven).

Veo, que, cuando se trata de hablar de su futuro, bostezan, o en el mejor caso te medio hacen caso pero en minutos olvidan la charla como si fuera algo inútil e inservible.

Eso si… no vayamos a “atentar” contra su “derecho a divertirse”. Muchos padres de familia gastan (si, gastan, no invierten) en el futuro de sus hijos buscándoles pagar universidades de paga de colegiaturas que pueden representar el 40%, 50%, 70% u hasta 80% de sus ingresos totales.

Buscan darles una educación, en un plantel que nunca pudieron tener ellos, o si lo hicieron, fue hasta hace unos años que acabaron de pagar las onerosas mensualidades con todo e intereses de ese pasado. Todo para que el hijito/a vaya a ese plantel, se digne a aplastarse en los salones y de forma perezosa tome uno que otro apunte y solo vea el reloj para saber a que hora ya se puede largar al antro, a comer con los cuates, a pasear, o yo qué sé qué…

Si, muchos de ellos (INSISTO: hay honrosas pero muy reducidas excepciones) requieren del celular que les permita distraerse todos los días a todas las horas. Si, muchos de ellos no ven claro su futuro, pero tampoco les importa, y mejor ni les toquemos el tema, porque, lo único que lograremos es generarles sueño.

A algunos, por ejemplo, por la posición, buen nombre, relaciones o lo que gustes y mandes de sus padres, encuentran a veces posibilidades para que de forma temprana puedan iniciar un trabajo. ¿Cuál es la respuesta? “Ya tendré tiempo de trabajar en el futuro”, o algo así… cuando un nivel social abajo, se anhelaría ese tipo de oportunidades…. En verdad muy injusto. De aquí el título de mi entrega, la genuina FALTA DE HAMBRE.

Y, con ello en mente, ¿será que ésta juventud es culpable por si sola?. En mi opinión, creo que son los padres de estas personas los que, de forma indirecta, y sin quererlo, han provocado todo esto.

Lo han provocado por excederse trabajando y no platicando más con ellos.

Lo han generado al romper el núcleo familiar por un divorcio o separación.

Lo han generado por darle más valor a lo material que a lo espiritual, cultural

Lo han generado al ser más complacientes y evitar que su hijito se esfuerce

Lo han generado al dar a manos llenas lo que para ellos fueron grandes carencias

Lo ha generado la necesidad de que ambos padres tengan que trabajar

Pero, por igual, lo ha generado internet. ¿Por qué digo esto? Por el exceso de acceso a contenidos que antes estaban fuera de la edad por ejemplo, a foros donde se detalla como burlar las reglas impuestas por los padres, en pocas palabras, le da ideas a quien ni se le ocurría algo en primer plano.

La interacción entre personas gracias a internet es permanente, instantánea y precisa. Conversar con decenas de personas es posible. Mucho tiempo se invierte en redes sociales como Facebook, publicando cosas que antes solo se platicaban amigos cercanos, Twitter, donde de forma impulsiva se externa una opinión o contenido del cual podremos arrepentirnos y será muy tarde, o Youtube, donde es más importante tener cientos de miles o millones de visitas de personas que ven como fueron capaces de hacer alguna estupidez…

Y qué decir de dispositivos a la mano… Fotos que antes pasaban por un proceso de revelado hoy se publican en el instante que se toman, y luego, meses o años después vendrá el arrepentimiento cuando no se les considere en un trabajo por ese “evento”.

En fin… esa falta de hambre, combinada con el “todo se me resuelve” nos está cambiando el panorama.

Si, a muchos estas líneas les caerán mal. Me criticarán de moralista, de santurrón, de que no entiendo “los nuevos tiempos”. Pero, basta con que a unos cuantos, o a uno de ellos le haga sentido, reflexione, y cambie su curso. Tal vez ese alguien sea el que descubra algo increíble, nos haga crecer como sociedad, o porqué no, pare el curso a tiempo de tantas personas que no aprecian, que no aportan, en esencia… que no tienen hambre…

¿Tú que piensas?

Te recuerdo que  ofrezco otro tipo de información cada semana en mi podcast: http://dixo.com/author/moises          y/o en Twitter http://twitter.com/mpolishuk .

Si tienes dudas, escríbeme un comentario en el blog, SIEMPRE contesto, la regla es que sea un tema relacionado con negocios, dudas de tecnología, y/o algo relacionado con el tema que esté tratando en el contenido (no temas personales).

¿Me ayudas contestando esta breve encuesta para saber que temas te gustaría que abordara en 2012?: http://www.vizu.com/poll-vote.html?n=154338        

¿Me puedes platicar un poco mas de ti?  http://www.vizu.com/poll-vote.html?n=154344 

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Moises, estoy totalmente de acuerdo contigo, esto es un fenómeno social del que yo también me he percatado y lo he comentado con gente a mi alrededor. Es preocupante porque cuando nuestra generación se vea obligada a delegarles nuestras responsabilidades y obligaciones lo que muy probablemente suceda es que no estén capacitados para hacerlo y entonces todo lo que hemos construído a través de generaciones se derrumbe y posiblemente nuestra generación vea ese terrible debacle. Tenemos que hacer algo para despertar a estas nuevas generaciones.

    Me gusta

    Maria del Pilar Carrillo

    2 octubre, 2012 at 10:58

    • Totalmente de acuerdo!, ¿alguna sugerencia de qué hacer?

      saludos!
      moisés

      Me gusta

      mpolishuk

      2 octubre, 2012 at 11:37

  2. Moisés, este post me cayó como anillo al dedo.

    Me llamo Héctor. Te cuento que sigo tu blog desde hace un tiempo. Alguna vez cuando tenía 17 años, escuche un podcast en el cual hablabas de las franquicias, me pareció en extremo interesante y pensé que en algún momento quería una para mi o empezar un negocio.

    Actualmente, tengo 19 años (cumplidos hace dos semanas), y hace tres días me acorde de las franquicias y empecé a indagar. Primeramente, en la franquicia en la que trabajaba tu invitado “Feher and Feher” y después en la Asociación Mexicana de Franquicias.

    Tengo recursos disponibles para invertir en una franquicia, y siento un poco mas de tranquilidad porque se que las franquicias son modelos ya probados. Lamentablemente me encuentro muy perdido, y tengo muchas ganas de trabajar. Soy estudiante y siempre me he involucrado mucho en lo que hago, y ahorita tengo muchas ganas de incursionar en este ámbito.

    ¿Me podridas asesorar un poco al respecto o que recomiendas a un chavo de 19 años con ganas de empezar su propio negocio?

    Como dijo tu invitado: No me quiero quedar en mi casa esperando a que sucedan las cosas.

    Muchas gracias por tu atención.

    Saludos.

    Me gusta

    Héctor Cristian Moreno

    2 octubre, 2012 at 19:41

  3. Estoy completamente de acuerdo en tu reflexión sobre la falta de hambre, trabajo en RH y eso que dices lo vemos constantemente en los jóvenes y lo platicamos mucho con amigos y compañeros de trabajo claro todos de la misma generación o anteriores, yo añadiría que por mucha educación sexual y planificación familiar que se les inculque a los muchachos sigue habiendo padres adolescentes o muy jóvenes por la misma razón que expones por que sus papás les resuelven todo, los abuelos jóvenes continuan siendo padres eternos e sus hijos y nietos, eso es triste y muy preocupante, en fin, ya veremos hacia donde nos condduce todo esto y a mi no me pareces moralista, me pareces realista, te sigo mucho y comparto tus opiniones en la organización donde trabajo. Saludos.
    Angélica.

    Me gusta

    ANGELICA PARADA

    19 octubre, 2012 at 12:32

    • Muchas gracias por tus comentarios, me da lástima toda esta situación, esperemos a ver como va cambiando conforme estas personas vayan creciendo…
      Un saludo!
      moisés

      Me gusta

      mpolishuk

      22 octubre, 2012 at 13:51


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: