Mpolishuk's Blog

Negocios, Tecnología y Sentido Común

La forma de vestir en el trabajo: ¿vale la pena ponerle atención?

leave a comment »


Todo depende de muchas cosas, empezando por el tipo de trabajo que desempeñas. Lugares más relajados como despachos de arquitectura o diseño son distinguidos por sus atuendos, en tanto que empresas financieras, de abogados y en general prestadores de servicio de ese tipo demandan un código de vestir más formal.

¿Cómo hacerle? Hace poco hablaba con unos amigos especializados en el tema de la imagen personal. Tomé algunas notas y quiero compartirlas contigo, espero te sirvan como a mí:

  1. 1. La mezclilla. Muy arriesgado usarla. Si no está muy claro en tu trabajo si se puede/debe o no hacerlo siempre debes compensar su empleo con un saco más formal, una camisa bien planchada y que tus pantalones estén sin arrugas de preferencias para que no parezca que estaban tirados debajo de tu cama hechos bolita antes de ponértelos.
  2. 2. Calzones. Es importante llevar esta ropa al trabajo. No hacerlo puede deformar los pantalones (hombres) o dejarte mal parada si llevas falda (y te agachas…) Si son tangas puede no ser muy bien visto que al agacharte estas se puedan apreciar. En pocas palabras… No hagas cosas buenas que parezcan malas…
  3. 3. ¿Mucha piel?. A las damas: llevar una faldita “atacada” que sea menor de 10 centímetros por arriba de la rodilla (idealmente el mínimo aceptado y de allí para abajo) y/o tener un escote que aparenta que te pusiste una blusa 3 veces de menos talla de la que eres puede verse como que compensas con el atractivo físico la falta de capacidad (conste que esto es solo una “apariencia”, puede darse por supuesto el caso de ser muy atractiva y muy capaz). Lo mismo para los caballeros: mostrar una camisa muy abierta con harto pelo en pecho puede verse muy “masculino” pero no para el trabajo, preferible dejar esos despliegues para el antro.
  4. 4. Manchas, arrugas y descocidos. Si eres de los que sienten que deben de guardar su ropa en el refrigerador para que no se te eche a perder por estar tan batida de restos de comida y sus manchas es una señal de que no solo eres una persona descuidada en como comes, sino que lo presumes, casi casi la gente puede decir que comiste con solo verte. Lo mismo si la ropa se ve muy arrugada, da la impresión de falta de pulcritud y bueno, ni se diga si llegas con ropa rota. Esto no distingue entre clases sociales, simplemente no lo hagas.
  5. 5. Accesorios. Cuidado, pueden ser un éxito o lo que hizo verte como una persona vulgar, que busca distraer, decadente o corriente. Si eres una dama pregúntate si esos aretes collares y pulseras te hacen ver elegante, sofisticada y atractiva. Demasiado ostentosos siempre serán una mala idea. A veces un collar y aretes correctos es todo lo que se necesita. En el caso de hombres lo más interesante puede ser tu reloj, cinturón, mancuernillas y cuestiones equivalentes. Pero Cadenotas (en especial entre la corbata y la camisa) por dar un ejemplo casi “gritan” el que te pongan tu correa y te lleven a pasear.
  6. 6. Ropa de ejercicio en el trabajo. Simplemente una palabra: NO. El gimnasio es el gimnasio,  el trabajo es el trabajo, eso a menos de que tu trabajo sea ser instructor(a) de gimnasio. Y POR SUPUESTO, que tu “atuendo” no sea ese “olorcito” recién salidito de hacer ejercicio. En pocas palabras: Báñate antes de ir a trabajar.
  7. 7. Mostrar las piernas. Adecuado si están bien cuidadas, malo si no es así. Al hablar de medias, que sean de colores sobrios, no de red de pescador y/o de colores chillantes, el tema es lucir tu feminidad sin caer en lo grotesco.
  8. 8. Exceso de marquitas. Una bolsa elegante, pantalones, camisa, saco, pero toooodooo mostrando marcas por aquí y por allá no va a ser lo correcto. Lo importante al final es que lo que te pongas se vea bien, la marca puede ser similar al uso de un accesorio, y claro, si es de marca es porque decidiste pagar el  precio y no es algo pirata que solo te hará ver muy, muy corriente.
  9. 9. Ajusta tu ropa a tu peso. ¿Subiste? No trates de usar lo de 3 tallas menos. ¿Bajaste? No te vayas a ver como que tu pariente grandote te prestó su ropa y te ves todo escurrido. Sea lo que fuere usa lo que te queda en ese momento.

10. Chanclas de alberca. Sea que estés en el clima mas cálido y húmedo o no, NO uses chanclas. Al poco tiempo se ven medio apestosas y lamentablemente solo pocas personas tienen dedos y pies bonitos y súper cuidados, simplemente no uses ese tipo de calzado.

Espero que estas recomendaciones que me dieron te sean útiles hoy y siempre, y por supuesto si tienes otras ideas estaría muy bien que las comentaras, pues todos nos beneficiaremos. Finalmente te recuerdo que  ofrezco otro tipo de información cada semana en mi podcast: http://dixo.com/author/moises Otra cosa más… Si tienes dudas, escríbeme un correo privado al correo del blog: moisespolishuk@hotmail.com , SIEMPRE contesto, la regla es que sea un tema relacionado con negocios, dudas de tecnología, etcétera (no temas personales). Solo ten en cuenta que para contestarte debes de habilitar los permisos de tu correo para que “otros” puedan mandarte correo. NUNCA contesto en los comentarios del blog, ese es un espacio reservado solo para ti. Y si no te aburro demasiado, puedes seguirme en http://twitter.com/mpolishuk

Written by mpolishuk

17 diciembre, 2010 a 3:44

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: