Mpolishuk's Blog

Negocios, Tecnología y Sentido Común

Los costos ocultos de la colaboración ineficiente

with 3 comments


 

BDMLa velocidad y los tiempos en los negocios han cambiado, para siempre…

Hasta antes del inicio de la década de 1990, el ritmo de los negocios sucedía de 9:00 a 17:00. Las decisiones y juntas eran excepcionalmente fuera de ese horario.

El primer gran cambio fue la telefonía celular, encontrando a las personas cuando y donde fuera.

Pero hoy en día, pensar en esa forma de colaborar es literalmente IMPOSIBLE.

La cultura empresarial de la colaboración nace con el soporte tecnológico de poder compartir el trabajo conjunto de varias personas de forma digital. Primero con correos electrónicos entre varias personas, luego compartiendo documentos en conjunto, y posteriormente empleando dispositivos móviles para interactuar.

Todo esto tiene como propósito incrementar la productividad y el trabajo en equipo.

Sin embargo, el mal empleo de los recursos digitales y la falta de procesos y mejores prácticas para ello, sigue ocasionando en plena era digital las malas prácticas de la década previa a los años 90, en pleno siglo 21.

Hoy en día la razón de colaborar tiene un punto de concentración en reducir costos operativos, pues gracias a la tecnología, si y solo si se usa adecuadamente, podemos ahorrar costos elevadísimos en horas laborales perdidas en horarios extendidos no necesarios y el mal empleo de consumibles como el papel, la energía eléctrica y tinta o tóner que no tiene razón de ser ni de gastarse.

Sin embargo, la principal motivación para colaborar óptimamente es evitar diversos “asesinos silenciosos de la productividad” encontrando dentro de los más comunes a

  • Trabajar de más, no “rendir” el equivalente a lo trabajado y además gastar
  • La gran tardanza en decidir, dando campo libre a la competencia cuando nos ataca
  • El gasto indebido en el empleo del papel, cuando muchas veces lo ideal es la información 100% digital

Procedo a explicar éstos puntos ejemplificando los mismos en una empresa de 1000 personas que usan tecnología. Asumo que el promedio mensual de salarios es de $10,000 pesos por empleado, o $62.5 pesos la hora de trabajo en un mes de 160 horas de trabajo por persona y 40 semanas productivas.

Mi primer supuesto es que al tener que compartir información con varias personas sobre un tema, se demanda juntarse o compartir la información en persona. Pensemos que esto sucede en una semana en una hora en total para cada persona (12 minutos por día nada más)

Haciendo las cuentas pertinentes, 1000 personas pierden en un mes 4000 horas, o $250,000.00 pesos, y esto en un año suma en 10 meses de productividad o trabajo real $2,500,000.00 pesos

Otro escenario es un ataque de la competencia, digamos reaccionar a una oferta de 2×1 que lanzan en un producto similar al nuestro. Al ver esto, pensemos que las personas que tienen que decidir que hacer se convocan a una junta y para ello tardan un día en reunirse, un día más en comunicar a todos los lugares necesarios las acciones a seguir, un día más en efectuar las acciones contra la competencia. Esto suma en total 3 días desde enterarse hasta ejercer una acción el tiempo de reacción. ¿Qué pasa si eso sucede en un 22 de diciembre y todo acabó el 24 de diciembre? ¿servirá de algo empezar a “reaccionar” a partir del día 25 de diciembre? ¿qué pasa si en esos días se vende el 10% de todo lo que se vende en el año? Es claro que todo fue demasiado tarde….

Por último, pensemos en el papel que se usa al año por persona en una empresa, lo cual da un total aproximado al año de 10,000 hojas (48kg de papel) Esto se traduce a un promedio de $600 pesos por persona de papel, que por 1000 empleados son $600,000 pesos. Si a eso sumamos que tenemos que “transportar” el papel (ir por el a la impresora, llevarlo a una junta, cliente etc) podemos decir que a lo largo de un año una persona “lleva papael” por 24 horas, que en nuestro caso equivale a 1000*$62.5*24= $1,500,000.00 pesos. Si a eso agregamos la energía eléctrica para imprimirlo, el espacio donde se “guarda el papel” (2% mínimo de los mestros cuadrados de la oficina). El costo de imprimir (tinta, etc) 10,000 hojas es fácil llegar a $1,440,000 pesos adicionales. Todo esto para preocuparnos de que, si no se cuidad el papel, o se destruye a tiempo, alguien que no debe puede verlo, comentarlo con terceros y probablemente perder el negocio entero….

En conclusión, la suma de todo lo comentado (sin considerar perder le negocio por lo que se extrajo del papel) es de más de $6,000,000.00 de pesos por año, más la posible pérdida de un porcentaje del negocio por no reaccionar a tiempo.

Todo esto se debe por no colaborar a tiempo ni con la tecnología actual existente GRATIS dependiendo del tipo de tecnología que se tiene.

¿Qué hacer para evitar lo anterior? 4 acciones concretas:

  1. Tener un espacio digital con toda la capacidad de interacción en un mismo lugar. Esto como un espacio digital donde no es necesario desplazarse, basta el empleo de tecnología móvil o equipo de cómputo para reaccionar y participar en todo momento.
  2. Tener máxima seguridad. Las empresas ya tienen métodos de autentificación que aseguran que la persona adecuada puede hacer uso y ver cierto tipo de información, evitando que caiga la información en manos indeseables
  3. Lograr que el contexto de una actividad, proyecto o reunión defina las herramientas y acceso a la información empresarial necesarias. Esto es, evitar una estructura rígida de aplicaciones y el uso de las mismas, evitando distracciones por información o aplicaciones de más o de menos teniendo que estar abriendo otras aplicaciones o fuentes de información
  4. Información persistente. Asegurar que aun cuando una persona deje de colaborar en la empresa, todo lo documentado y comentado forma parte del acervo de capital intelectual y cualquier persona con autorización pueda ver el pasado y decidir en el futuro sin tener por ello que reaprender todo de nuevo o tener que guardar la información en diversos medios secundarios riesgosos (mandárselo por correo a el mismo, una memora extraíble, etc)

Esto permitirá a cualquier persona evitar consumo de papel, tomar acciones sin tenerse que reunir personalmente, enterar a toda la organización que deba de saber algo de forma instantánea y evitar la fuga de información, lo cual como vimos tiene un costo millonario.

 

¿Cuánto vale hacer esto? La triste realidad es que muy probablemente es gratis si ya lo tienes y simplemente no lo usas.

 

Y si no lo tienes, es la oportunidad para adquirirlo.

 

¿Existen otras tecnologías que hacen esto? Si. ¿En qué fijarse?

  1. Más que un “pegoste” de aplicaciones de terceros en un espacio, donde un proveedor almacena, el otro secuencia actividades, etcétera no debemos de olvidar que cada “servicio” independiente demanda de una administración independiente (pago anual, etc.)
  2. Recordemos que la seguridad en cada aplicación es independiente de cualquier otra
  3. No olvidemos que, si una de las aplicaciones falla, todo falla, y son independientes empresas para cada acción, ninguna se hace responsable de las demás.
  4. Trabajar en un solo espacio de un único proveedor garantiza la integridad que ofrece ese proveedor, sin culpas a otras empresas.

 

Por lo anterior, no hay pretexto que valga. Los costos representan pérdidas cuantiosas… hasta el negocio mismo… Actuar es urgente.

 

 

Anuncios

Tecnologías disruptivas y su valor estratégico al negocio

with one comment


Estafoto-disrupcionesmos en un constante cambio en tecnología, y la liga a los negocios ha cambiado el panorama para todos. Estos cambios por demás violentos podemos entenderlos como disrupciones.

Las disrupcion
es están definidas por

  • Tecnologías o innovaciones que conducen a la desaparición de productos
  • Servicios que utilizan estrategias para competir contra una tecnología dominante
  • Su fin es lograr la consolidación en un mercado

Adicional a los puntos anteriores las características de las disrupciones son muy claras, pues transforman la forma de vivir y trabajar, permitiendo la creación de nuevos modelos de negocio que a su vez fomentan la creación de nuevos competidores que alteran a los proveedores arraigados hasta ese momento.

Otro término asociado a la disrupción se hereda del mundo de la arquitectura, el deconstructivismo. Podemos observar que ciertos elementos de ésta corriente se heredan a las disrupciones.

Para empezar, se da la fragmentación, donde la cadena de valor es afectada incluyendo a distintos jugadores que antes solo pertenecían a la misma organización, fraccionando los procesos y la operación. No lineal obedece a que en un modelo clásico la estrategia e inversiones provienen de la misma organización, y en éste caso la estrategia es interna pero las inversiones pueden ser logradas por colectividades de terceros, por solo poner un ejemplo. Hay una distorsión de principios elementales, donde se logran reducciones de costos considerables al emplear terceros de forma virtual y confiable sin tener ni siquiera el conocimiento de los mismos, y como consecuencia se puede lograr un caos controlado, donde varias empresas independientes consolidan un servicio único.

Para poder determinar si una tecnología será disruptiva podemos decir que hay 5 factores que siempre son alterados en conjunto.

  1. Tienen un alto impacto económico en ahorros o eficiencias y rentabilidad: pueden aumentar o reducir el PIB en los países creando nuevas industrias y servicios y desapareciendo puestos laborales e industrias violentamente.
  2. La tecnología se altera significativamente con respecto a lo empleado hasta ese momento: Lo empleado se vuelve obsoleto y casi inservible al instante, pero se socializa la tecnología masivamente
  3. Provocan un gran impacto en el mercado y la sociedad en general: La calidad de vida es alterada para bien, y nuevos negocios cubren nuevas necesidades
  4. Se afectan factores sociales a nivel macro y micro: Prácticamente todo el ecosistema en todos los estratos es afectado siendo el cambio para la mayoría muy positivo pero para algunos implica cambiar de trabajo
  5. Impactan la ley con aspectos nunca antes contemplados: La legislación debe de re escribirse o crearse de nuevo para afrontar el empleo de la disrupción.

Para éste momento debemos preguntarnos en qué deberíamos fijarnos dentro de nuestra propia estructura administrativa ante el empleo de tecnologías disruptivas. Para ello se tienen que lograr ciertas bases que permitirán no solo adaptarse a las disrupciones sino muy probablemente ser los agentes de las mismas. A continuación, se detallan las 3 principales:

El primer punto es contar con una práctica formal de innovación, la cual dependerá de que haya un balance entre la calidad y capacidad de la GENTE de la organización, sus PROCESOS los cuales deben de ser vigentes y alineados a la Misión, objetivos y estrategias de la organización y por supuesto la versatilidad con la que se pueda adecuar, crear o cambiar la TECNOLOGÍA.

El segundo punto es “leer” al mercado, entendiendo como los prospectos del negocio optan por otra alternativa ajena a la nuestra, lograr anticipar en el caso de los clientes existentes su situación y mejoras gracias a nuestros productos o servicios dentro de su interacción con sus clientes y proveedores, idealmente pensando en impactar positivamente a los clientes de nuestros propios clientes gracias a lo que se provee y captar por qué se cuenta con consumidores (clientes repetitivos) y en especial porqué dejarían de serlo.

El tercer punto es el contar, pero sobre todo emplear la rama de la tecnología denominada “inteligencia de negocios” que estudia todo lo relevante del estado actual (el aquí y el ahora) y la “analítica de negocios” que anticipa el futuro tomando en cuenta toda la información histórica logrando vislumbrar un comportamiento o situación antes de que ocurra.

No todas las empresas están con la capacidad de lograr los puntos anteriores, por lo que entonces es importante destacar que hay muy claros indicadores de una disrupción que irá en contra de nuestra organización, donde los puntos principales serán reflejados en 5 cambios de:

  • Competencia
  • Tecnología
  • Cultura
  • Economía
  • Vida o comportamiento con los clientes

Como algunas conclusiones de tecnologías disruptivas y su valor estratégico al negocio se puede decir que una disrupción tendrá mejoras en costos de operación y calidad de vida pero tendrá nuevos riesgos y peligros; la velocidad de elaboración de leyes y consenso empresarial tendrá que aumentar; se gesta un buen panorama para empresas pequeñas pues ser ágil será mejor que ser grande; se crearán nuevos productos y servicios alrededor de las disrupciones pero solo se beneficiará quien lo ofrezca primero en su mercado, por lo que las estructuras administrativas también tendrán que cambiar de meramente jerárquicas a colaborativas y por último, todas las sociedades experimentarán mejoras en calidad de vida, los patrones de consumo serán alterados y con certeza, lo que entendemos como “trabajo” hoy será muy diferente.

 

Cuidado con los centavos…Todos los quieren

with 6 comments


centavos

¿Soy yo, o el abuso en el tema del redondeo está a todo lo que da?

Efectivamente, el año me recibió con la sorpresa de que en todo comercio al que he ido (farmacia (2), tiendas de autoservicio (2), tintorería y 2 restaurantes) sistemáticamente, TODOS han tratado de quedarse con los centavos del cambio a su favor.

Así es, mágicamente, todas las cantidades están fraccionadas de tal suerte que siempre salen con centavos. Y ante el aparente poco valor que los centavos tienen resulta que todo mundo (observé en la mayoría de los casos a las personas que pagaban antes que yo) optan por ni tomarlos en cuenta.

Para pronto, ya ni siquiera los comercios que hacían la aparente “buena obra” de “donar” el redondeo lo proponen (recordemos que esto es para ellos una estrategia fiscal a su favor muy buena y gratis pues corre por nosotros, los consumidores) y directamente y sin preguntar, se lo quedan.

Hice mis cuentas, y los datos son muy delicados….

  • En 7 transacciones mi pérdida hubiera sido de .6 + .5 + .8 + .7 + .4 + .2 + .9 o lo que es lo mismo: $4.1 pesos
  • El promedio da 59 centavos por transacción.
  • Si esto sucediera una vez al día por un mes se perderían $17.70 pesos al mes; $212.40 al año

Solo piensa si nada más porque si, estás de acuerdo en regalar ese dinero. Y repito, esto es solo un promedio con una transacción al día. Siento que en una familia esto fácilmente puede ser cuando menos el doble al año, esto es $424.80.

Simplemente, NO estoy de acuerdo

Ahora bien, ¿por qué pasa esto? hay varias alternativas a esto:

  1. Los cajeros se están haciendo de un “guardadito extra”
  2. El comercio está decidido a ganar más y sin facilidad de fiscalización
  3. Una mezcla de las 2 anteriores

Mi conclusión es sencilla y en los siguientes puntos:

  1. No permitas que te redondeen nada. El comercio tiene la obligación de darte tu cambio íntegro
  2. Si se redondea hazlo a tu favor. Esto poniendo y cargando tú los centavos para no dejarte o bien poniendo tú de menos los centavos para que el precio sea menor a tu favor

 

 

Un ejecutivo ejemplar en 5 claras acciones

with 2 comments


ejecutivo

Acabo de tener una reunión con un ejecutivo de una importante empresa trasnacional. Tiene poco tiempo en el puesto, de hecho, estaba ya jubilado y lo buscaron para ocupar un puesto directivo de acuerdo con lo que él me contó.

En innumerables ocasiones he mencionado lo importante que es entender que la capacidad no se mide en edad, ni para abajo (cuando se es muy “joven”) ni para arriba (cuando se es muy “viejo”).

Hay señales claras para distinguir a un profesional, pero además a un conocedor. Resumo los siguientes puntos de esta interesante reunión:

  1. La empresa que lo contrató fue su cliente. Esto, en sencillas palabras, lo resume todo. Cuando uno es proveedor, por decenas de años de un cliente, y, una vez jubilado ese cliente te busca para tener un cargo directivo es el máximo halago que alguien puede tener.
  2. Me compartió desde un inicio su celular. Es una tontería no revelar el celular, pues es un excelente vehículo de confirmación, contacto ante imprevistos, etcétera. La mayoría de la gente mediocre solo se lo da a su jefe y algunos subordinados. Pero darlo siempre para los propósitos que indico y en especial contestando los mensajes de WhatsApp o equivalentes solo es reflejo de alguien seguro de si mismo, profesional y con un claro sentido de contacto humano. Nadie va a abusar de tu teléfono, es solo para no perder el tacto de coordinación y contacto.
  3. Llegó antes que yo, y yo soy muy puntual. La puntualidad es un factor crítico para mí para hacer negocios. Acostumbro estar listo entre 5 y 3 minutos antes de una cita. Casi siempre llego y aviso dónde estoy (cuando es un sitio público como un restaurante, indicando el número de mesa, por ejemplo). Mi sorpresa fue que al llegar y estar a punto de mandar el mensaje ya tenía otro de esa persona indicándome dónde estaba, ¡Me ganó! ¡bravo!
  4. La conversación fue cálida, respetuosa y precisa. Nada mejor que ir al punto sin ser brusco. No nos conocíamos, empezamos muy rápido estableciendo el porqué de la junta, lo que implicaba la reunión, los servicios que yo le podía ofrecer. En todo momento las preguntas fueron para re afirmar el conocimiento, entender si había valor y las siguientes acciones. Desde un principio sabía cuánto podía durar nuestra reunión, esto para respetar las agendas. Simplemente, invaluable el respeto al tiempo.
  5. Siguientes acciones, claras y orientadas a un sí o no muy rápido. No tengo la certeza de haber vendido mis servicios, sé porque me lo dijo que si hay interés, pero eso no implica nada más. Como todo profesional, evaluará lo que dicen otros clientes, el detalle de los servicios y las siguientes acciones. Realmente, con independencia al resultado, puedo asegurar que, de ser un “no” habrá una explicación que me haga crecer. Y de ser un “sí” será muy sólido y duradero.

 

Mi conclusión es sencilla: Es un gusto tratar con una persona tan profesional como la que describo. Es más valioso el respeto y buen trato además de agradable posición que me dio en todo momento. Mantengo anónimo de qué persona o empresa se trata pues en verdad quiero compartir éstas acciones de forma que no me favorezcan o se presente esto como un tema de lambisconería o intereses indirectos. Al final del camino, solo esa persona y yo sabremos quienes somos, pero en un mundo con tanto ejecutivo mediocre, es importante que si esto no se aplica, por favor, hay que hacerlo, pues esto motivará relaciones de negocios muy duraderas pero sobre todo de mutuo beneficios para los clientes y proveedores.

 

Por otro lado, si conoces a un “ejecutivo indeseable” de lo que hacen todo lo contrario, por favor, envíale mi texto, y que por favor aprenda de los que si saben como la persona que describo.

 

¿Tú que piensas? ¿Conoces a alguien así? ¿me faltaron algunas otras características? Coméntalo, pues todo es valioso en éste sentido.

Written by mpolishuk

5 diciembre, 2016 at 12:54

No hay duda, vivimos en la época de los cultos

with 2 comments


cultoY no me refiero a gente educada sino a las agrupaciones que tienen como principal idea la de retener a sus miembros a toda costa.

A diferencia de otro tipo de formas de congregar personas, los cultos tienden a ser radicales y por ello sus actividades y tácticas de retención pueden ser extremas hacia lo negativo o ridículo

Últimamente he visto tendencias muy radicales en política, en sociedad y hasta en tecnología. Con esto en mente pongo a tu consideración mecanismos de alerta y hasta defensa ante los cultos.

Lo primero que nos interesa es determinar si estamos frente a un culto o no. Esto demanda un proceso de diagnóstico parecido al que un doctor hace cuando nos está revisando, esto es, existen “síntomas”. He aquí algunos:

  1. Para todo se le consulta al “gurú” /Líder/guía o como se llame. La cabeza del culto se vuelve una persona que todo lo puede y sabe y por ello sus seguidores le hacen caso sin cuestionamientos, pues en caso de haberlos puede haber diferentes niveles de “castigos”
  2. No participación en eventos familiares o sociales que eran lo común antes. Esto en especial con gente querida, como la familia.
  3. Los valores o inclusive las creencias sufren de un cambio radical y además en un lapso muy corto. Es notable que alguien nada más ya “le entró” a “X” grupo y “se trqnsformó”.
  4. ¿Te “transformas” cuando estás con ese grupo de gente? Si se trata de alguien más ¿no lo reconocerías por su forma de actuar? Casi siempre un culto le quita rasgos importantes a una persona convirtiéndola, literalmente en otra.
  5. Todo se explica en blanco o negro sin opciones a tonos de gris. Inclusive el vocabulario cambia y las expresiones se adecúan a las del culto

¿Puedes caer en algo así? Definitivamente si, y mientras más “seguro” te sientas que no es posible todo indica que si lo es.

¿Por qué escribo de esto? Porque como lo comenté al inicio, veo que últimamente se han tomado decisiones totalmente irracionales en varios ámbitos:

  • Procesos electorales (¿si sabes a lo que me refiero verdad?)
  • Adopción de tecnología (O es tal o cual marca o no es nada…)
  • Alimentación (tal dieta es la “verdad” absoluta…)

Por solo mencionar algunos temas, y veo el tema de los cultos como una casi epidemia que puede representar un peligro irreversible si tomamos ciertas actitudes.

Por lo anterior, mi sugerencia es detectar qué tanto se cumplen los 5 puntos anteriores y si alguien cercano o tú mismo están ya en esto por favor abre los ojos y recuerda que ninguna conducta radical conduce a nada bueno y que la tolerancia y la variedad es lo mejor para todos.

La transformación digital: Un enfoque para ejecutivos

leave a comment »


bdmÉste nuevo termino tiene ya un lapso circulando en la comunidad tecnológica pero rara vez he visto que se aborde en las comunidades de los tomadores de decisiones e influenciadores de negocios que, curiosamente deberían de ser los más interesados.

Y digo que deben de ser los más interesados porque estamos experimentando de nuevo una nueva modalidad de revolución industrial que puede permitir a prácticamente cualquier industria convertirse en muy poco tiempo en una pieza estratégica en la interacción que tiene con sus clientes y proveedores.

Dentro de los aspectos más relevantes que observo en la transformación digital están entre otros:

  1. Mejores decisiones: al poder procesar grandes volúmenes de información encontrando tendencias que detonan ventas o anticipan mejoras operativas, tomando decisiones estratégicas con conocimiento de causa.
  2. Mayor precisión en las operaciones: Lo anterior derivado del punto anterior, pero a la vez logrando identificar quién debe de conocer la información en qué momento, haciendo que las estrategias puedan ser vigentes y se ejecuten en tiempo y forma.
  3. Cero tiempo de latencia en la ejecución: La movilidad es un pilar de la transformación digital, y toda persona en cualquier lugar y momento puede conocer lo que le es relevante y además interactuar con las aplicaciones adecuadas para la ejecución.
  4. Grandes reducciones de costos y por igual aumento de rentabilidad: El internet de las cosas, que integra cada vez más sensores en los productos o máquinas que se emplean está aportando información en vivo del desempeño, ubicación y/o situación que sucede y con esto en mente se puede entonces alimentar a los sistemas que procesan toda esta información y la sintetizan en información para tomar decisiones con mucha precisión

Sin embargo, para llegar a lograr todas las ventajas que ofrece la transformación digital es fundamental tener alineados tres aspectos en las empresas:

  1. La gente: ES prioritario entender que nada sucederá si no se tiene al personal adecuado y entrenado hoy más que nunca en cualquier puesto. Es un elemento clave para detonar el nuevo orden de productividad.
  2. Los procesos: Deben de ser diseñados o re evaluados en su totalidad. Lo que servía antes puede ser obsoleto hoy. Basta no hacer caso a los procesos para nulificar el esfuerzo de la transformación digital.
  3. La tecnología: Muchas variables entran en juego en éste aspecto. No necesariamente lo que se tiene es lo necesario y vale la pena considerar la posibilidad de contar con servicios administrados por un tercero para enfocarse en los procesos y dejar de operar la tecnología cuando ésta es solo un medio y no el fin del negocio.

De la misma forma, el impacto de convertirse en una organización “transformada” llegará a saborear los mejores beneficios cuando por igual y en paralelo su cadena de valor, esto es, sus principales clientes y proveedores tengan equivalentemente una integración similar para así compartir, colaborar y ejecutar de forma óptima sus operaciones entre si gracias a tener un nivel equivalente de capacidad de ejecución y de toma de decisiones.

Un último reto en ésta transformación es el que experimentarán los canales de distribución, integradores y revendedores de servicios y tecnología pues su mente ha estado siempre considerada para venderle e interactuar a con las direcciones de informática. Esto no es lo óptimo pues su conversación ahora debe de evolucionar a ventajas demostrables y cuantificables en la operación y estrategia que el mercado le exige a la transformación digital, y como consecuencia, no sabes expresarse normalmente con puestos que no sean técnicos, lo cual puede anular todo el impacto positivo de ésta nueva tendencia.

Como conclusión, la transformación digital no es una moda nueva de tecnología, pero por primera vez demanda que los puestos directivos ajenos a la tecnología sean los promotores y catalizadores de la iniciativa, pues de lo contrario el impacto será muy limitado.

Los “Godínez” son un asunto de actitud, no de nivel ejecutivo

leave a comment »


godinez

Wikipedia dice que se les nombra así a las personas que trabajan en una oficina de 9:00 a 18:00. Se dice que es mal pagado y sin importancia en la organización.

La verdad, quisiera modificar la definición. Los he sufrido a los Godínez en todos los niveles, pero en especial, los peores son los que tienen un puesto alto, llegan a ser gerentes y directores, con un tema de actitud muy especial.

No se si se traumaron en algún momento, pero “mis Godínez” son personas prepotentes. Todos en su organización los odian. Son aquellos que a sus subordinados les dicen en un evento, por ejemplo, si pueden o no ir al baño cuando están de trabajo (literal, me consta). Les molesta si están platicando con colegas, clientes o proveedores aun cuando ya hayan efectuado su trabajo. Sienten que el proveedor es un esclavo sujeto a acatar cualquier ridiculez que digan, aun y cuando esa ridiculez ponga en peligro a su propia organización. Les encanta que los adulen, que se “postren” ante él o ella. Son crueles, ruines y egoístas. No escuchan razones. En fin, son un cáncer empresarial.

La vida de un Godínez en cualquier organización tiende a ser muy corta. Esto cuando niveles aún superiores se percatan de todas las falsedades que un Godínez les comunica, distorsionando la realidad de los hechos a su beneficio siempre. Este proceso tarda, y para entonces el/la Godínez logró correr a la mayoría de los subordinados, perdiendo inevitablemente gran parte del capital humano en la organización

Si alguna persona del equipo de Godínez hace algo bueno sabe cómo colgarse la gloria. Por el contrario, si el Godínez comete un error sabe cómo incriminar a cualquiera menos a ella o el mismo. En pocas palabras, nunca se equivoca, y cuando hay éxitos todos son suyos.

EL Godínez disfruta del poder. Si su firma, opinión, conocimiento, etcétera es necesario, lo usa a su discreción tendiendo a NUNCA compartirlo pues es alguien egoísta, que confronta agresivamente a la gente (colegas, proveedores, etcétera) y a veces hasta a los proveedores de sus propios proveedores o patrocinadores, pensando que todos deben de postrársele.

¿Qué hacer para acabar con un Godínez? Hay varias ideas:

  1. Notificar con hechos sus necedades, actitudes y aspectos negativos a los niveles más altos o colegas siendo asertivo, con documentos o aspectos demostrables.
  2. Documentar todo. Con un Godínez es mejor tener evidencia escrita en correos, mensajes cortos, etcétera y nunca en forma verbal. Son hábiles para borrar la evidencia
  3. En forma verbal responder y defenderse siempre. No dejarse intimidar por sus arrebatos de groserías o malas actitudes
  4. En temas de discriminación de cualquier tipo hay ya una ley, úsala y reporta sus malas conductas.
  5. No te dejes caer o vencer por sus maldades. Haz tu trabajo siempre bien y cúmplele a tu organización. Eso es lo más importante, pues al final, estos son los hechos que nadie podrá quitarte.

Ahora, mis últimas palabras son para ti, si ya sabes que en mi opinión eres una o un Godínez: Cuidado. Tus días están contados y tu actitud será comentada por todos en cualquier trabajo en el que sepan que te encuentres. Así que tienes 2 opciones: O cambias o afronta las consecuencias que te aseguro, no te van a ser agradables.

A %d blogueros les gusta esto: